08 abril 2017

Solvia y la estupidez.

Por lo visto Solvia se quedó con muchas viviendas. Un gran número de ellas eran pisos de constructores que fueron incapaces de venderlas y ahora, cuando vas a comprar una a dicho constructor la inmobiliaria del Sabadell tiene que actualizar los precios (al alza, claro). Esto, unido a que hay empresarios que comienzan nuevas promociones y la amenaza de que subirán los tipos de interés es una muestra más de que la economía va viento en popa. O de que somos estúpidos y nunca sacaremos adelante un mercado inmobiliario que envejece cada día y que no vale ni de lejos lo que dice valer. Mientras tanto todos los que quieren vender su vivienda de segunda mano piensan que tarde o temprano encontrarán un sapo que se trague esa mosca imposible de digerir para los sueldos que existen. Vamos a una nueva recesión. Te apuesto lo que quieras.