31 diciembre 2017

Refugio en la adversidad (31/12/2017) Pasos de salón.

Dos eventos importantes, que tenemos que anotar en la Agenda, suceden a primeros de enero de 2018. El primero de ellos son los Premios San Fulgencio que se entregan el 16 de enero a personas que han hecho cosas por Plasencia. Estos premios, nombrados por una comisión de la que desconocemos sus nombres, recogen las aportaciones de corrillos que proponen a los candidatos -ya que no hay un sistema directo de propuesta ni votación- y siempre han tratado de tocar todos los palos sociales para contentar a muchos. Así, siempre ha destacado a una Asociación, a alguien de los Medios de Comunicación (para asegurarse la difusión), a un empresario, a un artista, a alguien del PSOE y a alguien de la Iglesia. Este año no parece haber empresarios, más allá de la diseñadora de Moda Miriam Cobos que se ha abierto un hueco en el mortífero mundo de la moda (recuerden la polémica sobre el plagio que le ha realizado Daviddelfin), ni tampoco hay nadie de la Iglesia (dicen que las relaciones son ahora menos fluidas), pero se premia a Álex, un futbolista que dicen salió del campo de fútbol San Miguel, dos escritores que han firmado muchas lineas de calidad, que son traducidos a idiomas, que aparecen en los libros de texto, sobre quienes se hacen Congresos y que llevan el nombre de Plasencia en sus libros y en su vida. Uno es GHB, nombre que surgió a raíz de la polémica suscitada por, el ahora también premiado, Álvaro Valverde. La Comisión, según se dijo entonces, ya tenía en cartera dichos nombres. Además se premian los 20 años de AFADS, que trabajan incansablemente contra el Alzheimer y siempre con una sonrisa, a España Directo y al fallecido Juan Ramón Ferreira. Esa noche va a ser especial solo por escuchar algunas palabras de los premiados. Este año, también recibirán un cuadro del pintor Mr. Piro, eso es bueno porque sería magnífico distinguir a los premiados, ya que no hay dinero de por medio, con una obra que siempre les recordase su labor, más allá del plafón que se les entrega habitualmente.
Además en el inicio del 2018, a raíz de una iniciativa promovida durante años por Santiago Antón y otros que se le unieron a la petición, se celebrará el aniversario (¿40?) del Salón de Otoño de Plasencia (Obra Abierta) aunque dicho premio apareció en 1979. Una exposición, y un ciclo de conferencias [Trazos de Salón] con figuras como Tomás Paredes, Lozano Bartolozzi, y una mesa redonda moderada por Álvaro Valverde con Moran, Manzanares y Moroño, devolverán el arte a los salones de Las Claras. Sería bueno que los innumerables pintores que colorean lienzos en Plasencia, algunos de ellos se autoconsideran la revelación más significativa del arte desde Monet, llenaran los encuentros. Me temo que no será.

No hay comentarios: