11 enero 2018

Refugio en la adversidad (12/01/2018) Más que pólvora.

Quería hablar de la iniciativa privada y de bares como Impacto, que anda de veinticinco aniversario. Quería contar algo de los Tributos (que a mí no me molan pero que dan mucho juego) y de si hay otras iniciativas privadas que aporten algo a la cultura, pero la literatura se impone esta semana de forma brutal en Plasencia. 
El sábado nos visita de nuevo Espido Freire a las 20:00 horas en Tannhäuser. Como una autora normalita nos presenta su Premio Azorín 2017 por una novela muy documentada sobre los Romanov y la última Zarina que aportó (Alejandra). Me pregunto cuánta gente cabe en la librería de la Rúa Zapatería y si habrá que hacer cola para poder ver a la autora. Recuerdo otra visita estelar de Isabel Allende, esta vez en El Quijote. No hice intención de verla, tampoco veré a Espido. Ya la saludé, hace tiempo cuando vino al Aula de Plasencia, aunque ella no se acordará de mí, ni tampoco lo hará aunque volviera a presentarme el sábado. Mejor leer. 
El mencionado Aula que dirigen Juan Ramón Santos y Nicanor Gil nos trae el miércoles 17 a Kirmen Uribe, su primera novela fue, aparte de un bombazo, un descubrimiento y va a ser bueno ver cómo ha progresado su universalización (en particular en los EE.UU.). Esto será en el Aula Verdugo.
Además al día siguiente la mecha de la pólvora arde de nuevo gracias a Edurne Portela. Sí, también vasca (y van tres) y también muy internacionalizada. "Mejor la Ausencia" es una novela muy de actualidad, muy de adolescente, muy de telón armado de ETA. Seguro que ese día, en La Puerta, habrá menos gente, pero quizá sea más interesante así.
¡Ah!, a lo largo de esa semana tenemos exposición de pintura con quienes han ganado y participado en el Salón de Otoño, así como dos conferencias y una mesa redonda, y el sábado, también en el Teatro Alkazar, vuelve una vez más la Film Symphony Orchestra. Esta vez toca a favor de AUNEX, si no tenéis entrada es difícil que podáis adquirirla ya, pero intentadlo porque merece la pena pasar un buen rato con música que todos conocemos.
Empiezan mis exámenes el 22 y probablemente esta columna, inspirada en la frase de mi idolatrado Diógenes, se retrase o sea menos evidente, pero probablemente tampoco la vas a echar en falta. En todo caso, mejor leer, esta semana no tienes excusa.

No hay comentarios: