27 enero 2018

Refugio en la adversidad (27/017208) Viernes Culturales.

Hubo un tiempo en que mucha gente cultureta pedía que los eventos se organizaran de manera que no coincidieran. Al objeto de responder a ese deseo se creó, con Ángel Custodio, la Concejalía de "bla, bla, bla y Coordinación Cultural". Yo tuve la suerte de compartir con él unos buenos años de cultura placentina así que sé de primera mano que esa misión estaba condenada al fracaso desde el primer momento. Hay, afortunadamente, más actos culturales que viernes en la semana y en el mes. El problema es que, como a quien le gusta el deporte, a quien le gusta la cultura le gusta toda entera. También hay deshonrosas excepciones de quienes solo acuden a lo suyo.
Ayer sin ir más lejos hubo de elegirse entre el último encuentro de la Obra Abierta, esa magnífica iniciativa que ha tenido un grupo ciudadano encabezado por Santiago Antón, con la ponencia de María del Mar Lozano Bartolozzi, profesora catedrática de la Universidad de Extremadura y artífice de muchas actividades de arte contemporáneo en la región; una magnífica obra de teatro representada por Algazara y Punto  Teatro (me encontré a los actores y al director recogiendo los enseres tras finalizar el acto y me comentaron que había habido más mierda de la esperada); y por último el acto que a mí me convocó que fue la presentación de Muerte por Ausencia, del profesor Marino González. Yo había tenido la suerte de ver la obra teatral pero ahora se trataba de conocer los entresijos del "mismo libreto que han usado los actores", como él afirmó, y de toda la tarea literaria que hay detrás. Además, aunque como ya sabéis a mí me gustan menos las presentaciones entrevista que las clásicas -porque en estas últimas hay muy buenas piezas literarias-, en la presentación de Juan Ramón Santos pudimos saber muchas cosas de los inicios de la Editorial De la Luna, de los 25 años que celebra este año y de los recientes proyectos culminados y los futuros. Un placer escuchar a Marino contar y recitar con esa voz tan profunda alguno de los poemas del libro. Además un placer charlar con algunas de las gentes del mundo literario de Plasencia, como el irónico Nicanor (Te tendré que matar es su última creación) y tomar una cerveza en la librería más interesante de la ciudad. En fin, no tenía elección y espero poder ver la obra de teatro en una nueva representación y que la Obra Abierta acabe exponiéndose aquí.
El próximo viernes más. Las Pelópidas, un clásico del teatro contemporáneo representado por Suripanta. Yo que tú no me lo perdía. Hablar de los niños del coro me interesa menos, siempre tendrán audiencia asegurada.
Falta un mes para el cuarto encuentro de Centrifugados. Reservad la fecha el último fin de semana de febrero para la actividad cultural más importante celebrada en la provincia de Cáceres.

No hay comentarios: